lunes, 9 de noviembre de 2015

Los Hombres de mi Vida. Mariela Villegas R.




 SIPNOSIS:
  
Como toda buena mujer he nacido en un mundo de hombres que no sería nada sin nuestro amor. La pasión, delicadeza y cariño que brindamos a cada actividad que hacemos, llena de vitalidad a quienes nos rodean. Sin embargo, no podemos negar que nuestra personalidad está formada, en su mayoría, por pensamientos e influencias de esas presencias masculinas que se presentan a lo largo de nuestra existencia en diferentes formas. El amigo, el padre, el esposo, el amante, entre otros.
 
Mi nombre, para empezar, es un nombre representativo de un hombre: Luisa Victoria Reyes Conde. Luisa por parte de mi abuelo paterno. Victoria por parte de mi padre, Víctor Reyes. Y Conde por parte de mi abuelo materno; todo, desde mi nombre, me ha dirigido a contarles esta historia. El relato de un cuento basado en el cromosoma “Y”, contado por la persona con cromosoma más “X” del universo. Mi existencia en los hombres que han tocado, destrozado, vivificado y sanado mi corazón.
ebook

Published June 24th 2015 by Smashwords Edition 

 MI OPINION:

Siempre he escuchado decir que los golpes de la vida hacen que levantes los pies y te hacen fuerte.

Ha sido una gran experiencia conocer la vida de Victoria y como ha través de los años y sus vivencias con los hombres se encontró a ella misma, se hizo fuerte y aprendió lo que verdaderamente quería en la vida.

Una historia real donde es sencillo identificarse con el personaje.

Leyendo este libro me di cuenta de que nunca había detenido  a pensar en como los hombres que pasan por nuestra vida nos van marcando ya sea para bien o para mal.

Un libro de lectura fácil, la pluma de la escritora es excelente, las escenas de sexo la describe de forma exquisita, todo muy bien detallado es como si estuvieras hablando con Victoria cara a cara.

Encantada con esta novela, 100%recomendada.
Publicar un comentario

Mierda en mis zapatillas. Lorena Pacheco

La oveja negra ha vuelto a casa, y sus zapatillas aún tienen mucha mierda que pisar. Cuatro años atrás, Hanna se fugó con un hombre m...