Un día de invierno de Paula Gallego.



Dinamarca,1940.

En un vagón de tren con destino a Dinamarca, tres hermanos alemanes huyen de la guerra que ha estallado en Europa. Karan, la mayor de los tres, ha prometido a sus padres, a quienes deja atrás, que hará todo lo posible por mantenerlos a salvo. No será fácil, Annemette solo tiene cuatro años, y Joren, de catorce, es tan especial que el mundo no lo comprende.

Será un camino difícil y una lucha constante de Karan para cumplir su promesa y sobrevivir. No obstante, el destino le hará encontrarse con Derek, a quien la adversidad y la oscuridad no le quitan la sonrisa ni la fe en los finales felices.

Una historia tierna, dulce, y que nos demuestra que, aún en los momentos más oscuros, se puede mantener vivo al amor en todas sus formas.

🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂🚂

He durado varios días para poner mi opinión de este libro y es que me quedé con una sensación de vacío, que necesitaba procesar jejejeje. Cuando lees un libro tan bueno sientes que es imposible que ha término la historia y esperas que mágicamente aparezcan más páginas y seguir disfrutando de ella.

Un día de invierno es lo primero que leo de Paula pero espero seguir leyendo sus libros porque su pluma me ha enamorado.

La historia nos narra como tres hermanos tiene que huir en medio de la guerra en Europa, desde Berlín hacia Dinamarca.

Karan que es la mayor de los tres tiene que hacerse cargo de proteger a sus hermanos, por eso sus padres la han enviado, para no dejar solos a los dos pequeños sin saber que será de ellos en Dinamarca.

Joren tiene catorce años y es un ser muy especial, es quien le pone el toque gracioso a la trama, ya que no entiende muchas cosas y sus preguntas llegan a ser muy graciosas.

Anne, una nena de cuatro años, que no pierde la alegría de la niñez a pesar de estar lejos de sus padres y rodeada de desconocidos.

A pesar de lo doloroso de la trama, de las preocupaciones,  en medio de toda esa barbarie aparece Derek, un chico alegre y que no pierde la sonrisa.

Otros personajes secundarios también se ganan nuestro corazón, estos chicos forman un grupo de amigos, que sufren, se apoyan, se cuidan los unos a loa otros, mientras tratan de mantenerse  a salvo.

Karan se verá en muchas situaciones que la sobrepasan, después de todo no deja de ser una adolescente, el miedo de lo que le pueda pasar a su hermano si lo atrapan, el ser diferente le juega en contra, Anne puede caer en manos de otra familia y nunca más verla,  el acoso que sufre su hermano en el refugio al que los llevan, son muchos frentes, por eso he admirado su fortaleza, no dejarse caer y hacer todo por mantener a salvo a sus hermanos.

Una novela donde a pesar de los horrores de la guerra, vemos como hay personas buenas que te ofrecen su ayuda, su amistad, su amor.

Una historia conmovedora, me ha mantenido el corazón estrujado en algunas escenas,  una historia preciosa de amor y amistad, de fortaleza, de sacrificios, engancha desde el principio, mantiene un ritmo ágil, la pluma de la escritora es bastante fluida,  está es una de esas historias que se ganan un lugar en tu corazón.