El otro lado de Carlos Navas Martínez-Márquez

                 
                                   

En Lost Signal, el pueblo más aislado del condado de Maryland, oscurece antes que en cualquier otra zona de Norteamérica.
Las leyendas de los lugareños aseguran que muchos de sus habitantes perdieron la cordura en los últimos años, hastiados por la soledad, las largas distancias y la dificultad para las comunicaciones, aunque todavía quedan atisbos de lucidez entre los 23 habitantes que actualmente viven allí.
Corinna Sanders y Jeffrey Logan establecen un extraño lazo de amistad que les lleva hasta una recóndita casa en lo más profundo del bosque, una construcción forestal con un pasado realmente perturbador. El interior de la casa parece albergar un juego psicológico que ambos quieren llevar demasiado lejos. Pero Corinna ha descubierto que salir de las oscuras dependencias de Fairmont Creek no va a ser el único de sus problemas.
El cuerpo de River Ville, un hombre fallecido en extrañas circunstancias, completa un puzzle sobrecogedor en el que ninguna de las piezas encaja, aunque todo parece estar inquietantemente relacionado.
¿Quién es River Ville? ¿Qué secretos esconde su cuerpo? ¿Quiénes son y qué pretenden Corinna y Logan? ¿Encontrarán la ansiada verdad antes de que sea demasiado tarde para todos?
Las extrañas y desconcertantes revelaciones que van encontrando vaticinan que algo mucho más escalofriante está a punto de suceder...

Mi opinión.


Carlos me conquistó con su libro anterior La última habitación, así que tenia muchas ganas de leer este, gracias a las chicas del grupo Marirreperas por hacer posible la lectura que me ha hecho disfrutar de nuevo de la pluma del autor. 

El libro empieza con Corinna que se dirigía a su nuevo puesto de trabajo como agente forestal y su coche se daña en la carretera, tiene la suerte de ser recogida por Jeffrey quien es el forense de Lost Signal y la lleva a su casa a pasar la noche,  cosas extrañas suceden en esas horas, llega un cadáver de un señor muerto en extrañas circunstancias, Corinna encuentra que Logan es un hombre extraño y algo oculta, en el pueblo no hay señal para usar celulares, es un lugar frío y alejado de todo, la casa de Logan queda en un bosque, solo los arboles se ven alrededor. 

Cuando pasas a la segunda parte ya cambia el escenario y te quedas en shock, con  muchas preguntas: que pasó? como llegamos aquí? que es lo real?  es una trama que según vas leyendo te vas formando hipótesis sobre lo que esta ocurriendo.

El libro consta de trece partes, hay que estar atentos a los detalles, esta narrado en tercera persona, así sabemos lo que piensa cada personaje, porque hay muchos personajes, el autor los ha descrito bien, muy bien perfilados y con su papel importante en la trama. 

Es una novela con muy buenas descripciones de las escenas, momentos escalofriantes, aunque no creo que sea terror, pero si genera suspenso, angustia. 

Engancha bastante, se lee rápido, los personajes no son todo lo que parece, según lees no sabes que es real, que es ficticio, quien es bueno, quien es malo, estas  en un hospital después  en un bosque, hay criaturas, una casa con un pasado horrendo, una atmósfera envolvente y oscura, llena de tensión, en la que al final se irá aclarando todo. 

Aunque es un libro bastante complejo, lo he disfrutado, Carlos me ha vuelto a sorprender, ha creado una historia donde se la pasa jugando con el lector, un juego psicológico donde no sabes que es real y que es ficticio, donde esta presente la maldad de las personas y sus consecuencias, en fin que es una lectura que engancha, se hace adictiva y al final te sorprende.