Una Rama Caída de Rafael Donaire Casas




"Afortunadamente no recuerdo muchas cosas de mi niñez, pero de algunas sí que me acuerdo. Tengo grabadas en mi memoria las peleas entre mis padres, cómo mi padre golpeaba a mi madre, cómo esta resistía al principio y cómo le suplicaba después para que dejase de pegarla, cómo mi hermano procuraba tranquilizarme mientras yo lloraba agazapado detrás del sillón del salón... No sé cuánto tiempo real duraban esas peleas, pero a mí se me hacían eternas. Estaba seguro de que la mataría y este pensamiento se convirtió en una obsesión durante mi infancia. Me preguntaba con ansiedad qué sería de mi hermano y de mí cuando ella muriera, quién cuidaría de nosotros. Tal vez nuestro padre quisiera matarnos a mi hermano y a mí también después de matarla a ella. Vivía aterrorizado por estos pensamientos".

🌻🌻🌻🌻

He leído varios libros sobre la violencia contra la mujer, lo que para  mí ha hecho este libro especial es que está contado desde  el punto de vista de uno de los hijos de la victima, lo que nos deja ver como afecta crecer en un hogar lleno de violencia a los niños desde su perspectiva. 

La historia comienza contándonos sobre los orígenes de Isabel, como su madre queda viuda y con cinco hijos, tiene  que ponerse a trabajar el  día entero y sus hijos según van creciendo tienen que dejar la escuela para trabajar también. 

Isabel era buena estudiante pero tiene que dejar los estudios y ayudar a su madre. Así tenemos que Isabel es prácticamente una analfabeta, pero con un carácter agradable que le abre las puertas  a la hora de conseguir trabajo. Creció descuidada y sin muchas muestras de cariño.

Isabel no tiene grandes ambiciones,  las comunes para la época, casarse con un hombre que la  saque de la pobreza y le de una buena vida. En su trabajo conoce al que será su futuro marido.

Su matrimonio no es lo que esperaba, su marido es un hombre que le gusta beber, es violento, Isabel piensa que dándole hijos el será más cariñoso, pasará más tiempo en casa, pero nada más lejos de la realidad. 

En un tiempo donde las mujeres tienen que aguantar,  donde no reciben ayuda de sus propias familias, donde tienen que ser sumisas, donde  todavía el sexo fuera del matrimonio era mal visto, Isabel no le queda más remedio que apechugar y dedicarse por completo a sus hijos.

Álvaro y Francisco van creciendo en un hogar donde su madre es golpeada por su padre, donde este no les hace ni el menor caso, su madre no los deja salir, ni tener amigos, ella misma no se relaciona con nadie y es lo que les ha inculcado a su hijos. Niños que tienen que aprender a callar. 

Álvaro es quien nos cuenta la historia de su familia, sus miedos, la sinopsis es un reflejo de sus pensamientos, Álvaro  según va creciendo va necesitando un cambio, empieza a vivir lejos de la sombra de su madre, relacionándose con más personas, amigos, novias. Francisco dura un poco más en decidirse a ser independiente, está más apegado a su madre. 
La relación de estos tres sufre unos cambios con el transcurso de los años. Álvaro y Francisco empiezan a querer más y su madre, bueno, ella sólo  quiere a sus hijos  con ella. 

Es una historia muy bonita y emotiva, intimista, llena de muchas emociones, reflejo de una sociedad para la que el rol de la mujer sólo era estar en casa y tener hijos. 

Me ha gustado mucho y se las recomiendo, es dura si, tiene un final impactante, la pluma del escritor es muy amena, no hace la lectura pesada, siempre quieres saber que pasará con esta familia, Álvaro y Francisco se han ganado mi cariño y realmente agradezco la oportunidad de haber conocido esta historia.