Desafiando las normas de Maria Martínez.


«A veces, el camino que más temes es el que te lleva a casa».

Un solo segundo basta para cambiar toda una vida. Spencer lo sabe muy bien. 
Su pasado está lleno de pérdidas que la han ido marcando desde muy niña. Aunque nunca imaginó que la más trágica de todas ellas llegaría en el mismo instante que su camino se cruzó con el del chico equivocado.
Han transcurrido casi tres años desde ese fatídico encuentro. Tres años en los que ha intentando recomponerse, dejando atrás a la chica que una vez fue y de la que tanto se avergüenza. Y por fin cree haberlo conseguido. 

Eric necesita pasar página. Quiere empezar de nuevo, cerca de su familia, y olvidar todas las mentiras con las que ha crecido. Sin embargo, cuando te has pasado la vida yendo de un lado a otro sin descanso, establecerse puede resultar mucho más difícil de lo que en un principio parecía. Y él no deja de pensar que su lugar está en alguna otra parte muy lejos de Port Pleasant.

Spencer y Eric encajan como dos mitades. 
Ella está rota de muchas formas distintas y no permite que nadie se le acerque demasiado. Él tiene problemas que no está dispuesto a admitir y lo que más teme es lo que más desea. Aun así, pronto se darán cuenta de que no pueden estar lejos el uno del otro. Y lo que comienza siendo una amistad, se irá transformando en otro sentimiento mucho más intenso, incapaz de engañar al corazón. 

Un alma perdida.
Un corazón roto.
A veces, la persona que menos esperas se acaba convirtiendo en la más importante de tu vida


♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠


Holaaaaaa ya he vuelto y aquí les traigo mi opinión de la tercera parte de la serie Cruzando los límites de Maria Martínez, mi primera lectura del año. 

Está serie me ha gustado mucho, los dos libros anteriores me parecieron muy entretenidos y con unos personajes que me han enamorado, este no ha sido la excepción, Spencer y Eric me han encantado. 

Spencer es una chica que no ha tenido una vida fácil, en esta entrega conocemos todo lo que ha sufrido desde niña y porque ha actuado como lo hace en las anteriores entregas y que hacía que no nos cayera muy bien jejeje.  Ha tenido una vida bastante difícil y eso ha hecho que levante barreras y tome decisiones equivocadas. 

Eric tampoco ha tenido una vida fácil, su madre le  mintió toda su vida, vivió alejado de su familia paterna, vivía huyendo, no encontraba un lugar en el que encajara, hasta que conoce Spencer. 

Eric y Spencer tienen mucho en común, en su convivencia se daran cuenta de eso y de que poco a poco ya no les bastará con ser amigos, con gustarse, se irán exigiendo más del otro, pero los viejos miedos aún están ahí y les costará dar pasos hacia adelante.

Es una novela bastante entretenida, fluida, diálogos bastantes divertidos y es que conocemos a Caleb, Tyler, Derek  y como se las gastan, Eric no se queda atrás, me ha encantado volver a saber de ellos. 

La evolución de los personajes  me ha parecido muy real, despacio, con sus malas decisiones, sus demonios que hasta el final han tenido que enfrentar.

Solo me queda recomendarla. Romántica, divertida, pasional, de superación, amistad, amor, dolor, esperanza, muchos elementos que la hacen adictiva.