Invicta de Miriam Alonso

                                       Invicta (Spanish Edition) de [Alonso, Miriam]

Se encontraron en la noche. Ella, jadeante de nervios y excitación; él, deseoso al tenerla atrapada, finalmente, entre sus brazos. 
Fue brusco al ponerla contra los tablones que hacían las veces de pared. Quería que lo mirara a los ojos, que renaciera expuesta como una igual, lejos de convencionalismos absurdos y sociedades obtusas.
Él acarició el nacimiento de su garganta; Victoria sintió el tacto fino de su amante deslizarse por la piel. Quién iba a decir que, a pesar de ser el momento la definición misma de un apasionado romance, el amor fuera a doler tanto. 

Invicta es un paseo por la historia; un canto a la rebeldía, al inconformismo, lleno de suspiros críticos y feministas. El arte palpita en estas páginas. Los sentimientos se apoderan de los estudios parisinos a comienzos del siglo XX y también de ella: porque la musa, envuelta en sábanas blancas, se deja contemplar, aunque su pose relajada esconda un pasado todavía inquieto.
Acompaña a Victoria en este viaje lleno de sentimiento, reencuentros y rodillas que sangran de cuando en cuando, mientras las máscaras clásicas del teatro muestran sus más pronunciados extremos en la tragicomedia que siempre acompaña, por el camino, a la invicta protagonista de esta historia.

MI OPINIÓN.
Invicta nos narra la historia de Victoria, una chica que a sus quince años vive con su abuelo en un pequeño pueblo de Inglaterra, se dedican hacer quesos y pan, de eso viven, son pobres lo que hace a Victoria víctima de  algunas burlas. Victoria en un inicio es un chica feliz sin muchas preocupaciones, era feliz en su pradera, hasta que se despierta en ella las ansias de conocer más.
El comienzo de la trama es un poco lento, pero a medida que vamos leyendo y viviendo junto a nuestra protagonista todas las cosas que le tocan vivir, el libro se hace adictivo. 
Está dividido en 5 partes,  en la primera conocemos a la adolescente Victoria, su entorno, su abuelo, su dia a dia, sus sueños, sus ganas de conocer más, aquí Victoria siente por primera vez el amor, y el sufrimiento que este puede ocasionar. 
En la segunda parte, Victoria es enviada a una abadía a trabajar, Bastian será el personaje que más resaltará, el dueño del lugar, un ser que ha sufrido mucho y por ello se ha convertido en alguien amargado y que le gusta hacer sufrir a los demás, hacerles pagar el dolor que  está sintiendo, su obsesión con Victoria la hará sufrir y soñar, soñar cuando ve algún cambio en él, sufrir cuando ve de nuevo al malvado señor. 
En la tercera parte tenemos a Dylan como personaje masculino destacable, Dylan también aparece en la primera y fue quien le abrió los ojos a Victoria al amor, Victoria aun lo ama, y su alegría al encontrarlo en inmensa lo que hace que lo siga a donde quiera que él vaya.  
En la cuarta parte conocemos a Alphonse, un pintor de París, sí los pasos de Victoria tras Dylan la han llevado a París, una ciudad más libre, donde vive el arte, Victoria a raíz de haber actuado en un escenario se ha enamorado de la actuación, pero en esta parte Victoria se dedica a posar para este pintor quien le devolverá la ilusión y la hará amar de nuevo. 
En la quinta parte tenemos a Nathan, aquel joven que vivía en el mismo pueblo de Victoria, luego de más de 10 años vuelven a encontrarse en París, ya ninguno es el mismo, Victoria es rica, famosa, él también es rico y ha logrado llevar el negocio familiar mucho más adelante. 
A  veces encontramos estas pequeñas joyas que nos hacen conocer la vida de un personaje a través de los años, sus alegrías, penas, sueños, tragedias, su crecimiento como persona, acompañada de unos personajes secundarios que la hacen más fuerte, la hacen caer, y volver a levantarse, que nos transmiten tantas emociones, narradas con una pluma exquisita y que nos hace conocer lo que piensa cada personaje. 
Invicta en un viaje cargada de sentimientos, de arte, de amor, de dolor, de amistad, de grandes reflexiones, es la superación de una mujer, su lucha por alcanzar su sueño y todo lo que tuvo que vivir para lograrlo.