Mierda en mis zapatillas. Lorena Pacheco

La oveja negra ha vuelto a casa, y sus zapatillas aún tienen mucha mierda que pisar. Cuatro años atrás, Hanna se fugó con un hombre m...