sábado, 5 de diciembre de 2015

PROGENIE. CHRIS AXCAN.

    

SIPNOSIS :


Están aquí desde la creación del mundo. Etéreos y vigilantes de nuestras almas y destino, no hay escapatoria, ellos lo ven todo.
2 500 A.C, un grupo de Ángeles descendió a la tierra para custodiar a los humanos. Pronto se vieron subyugados por las emociones y las bellezas de aquellos seres. Y el caos se desató. El castigo y la aniquilación de aquellos profanadores y su progenie fue ejemplar y brutal.
Dacían, un ángel ecuánime en la batalla, juró proteger a Axel, nacido milagrosamente de dos ángeles caídos. En contra de la sentencia de muerte que colgaba sobre él y con ayuda consiguió salvarle y ponerle a buen recaudo perdiéndose en el tiempo.
A día de hoy, en el siglo veintiuno, Dacían sigue protegiendo a Axel hasta que Hope se cruza en su camino y el ángel experimenta emociones y necesidades muy humanas.
Un duro combate está por comenzar, verdades ocultas serán reveladas y el ángel deberá elegir entre su deber y el amor.
                             
                 MI OPINION :


Es el primer libro que leo de esta escritora y me he quedado fascinada.
Progenie un libro de  ángeles, lobos, me ha hecho vivir grandes emociones, me ha mantenido con el alma en vilo y los nervios de punta.
En esta primera entrega conocemos a Dacian, un ángel neutral en la batalla y por eso es llamado para proteger a Axel, y haci lo hace durante mucho tiempo y cuando conoce a Hope y se ve envuelto en un mundo de sensaciones desconocidas para él, se ve en la  disyuntiva de seguir con el método que ha estando utilizando para proteger a Axel o hacerle caso a Hope de quien se enamora   perdidamente.
Hay momentos muy divertidos, jajajjajja para morirse  de la risa, otros de mucha pasión,otros un poquito tristes.
Es bueno ver que el muro que Axel creo a su alrededor para alejar a las personas, empieza a caer cuando Luke y Hope le brindan su amistad y llega a su vida alguien del pasado que creía perdido.
Quedan muchas cositas por descubrir todavía, esperando con ansias la próxima entrega.
Publicar un comentario

Mierda en mis zapatillas. Lorena Pacheco

La oveja negra ha vuelto a casa, y sus zapatillas aún tienen mucha mierda que pisar. Cuatro años atrás, Hanna se fugó con un hombre m...